El dopaje y la testosterona

5 métodos esenciales para aumentar la testosterona
1 agosto 2016
Inyección exitosa de testosterona
2 agosto 2016

A pesar de que esta hormona androgénica se encuentra naturalmente en el cuerpo, varios estudios han demostrado que la producción de la testosterona sintética tiene un impacto más favorable en los deportes. Se utiliza para obtener ventajas en músculo, fuerza y velocidad.

El dopaje y la testosterona

El dopaje con testosterona

El dopaje con testosterona es un fenómeno muy popular en los deportes de hoy en día.

A pesar de que esta hormona androgénica se encuentra naturalmente en el cuerpo, varios estudios han demostrado que la producción de la testosterona sintética tiene un impacto más favorable en los deportes. Se utiliza para obtener ventajas en músculo, fuerza y velocidad.

Todo comenzó cuando el éxito de Eugen Sandow en el culturismo planteó la cuestión del dopaje con testosterona por primera vez.

dopage sportif testostérone
La testosterona sintética se podía encontrar en casi todas las casas de los atletas en los años 60. Muchos han dicho que fluía como el agua del grifo y era 100% legal. El culturismo fue una de las disciplinas más conocidas por el uso de la testosterona para ganar masa muscular. Los culturistas legendarios como Sergio Oliva y Larry Scott se enorgullecieron de su musculación a la vez que hacían una referencia directa a su uso de la testosterona. Sin embargo, los días de gloria del culturismo sirvió como un laboratorio de prueba para los productos de dopaje con testosterona que, en poco tiempo, habían viajado alrededor del mundo a los diferentes deportes y que conllevaron acusaciones para todos las personas que los utilizaban.

dopaje testosteronaDwayne Chambers, Marion Jones y Alberto Contador son todos atletas que en algún momento de su carrera se estancaron en su rendimiento. Al igual que muchos otros, utilizaron la testosterona y otros productos dopantes. Al principio, entrenaron sin parar hasta el agotamiento. Luego consumieron batidos de proteínas varias veces al día para seguir avanzando hasta que una vez más se encontraban agotados en su rendimiento. El primer ciclo de testosterona fue necesario para recuperar su confianza y seguir siendo competitivos. Todo lo que decían para defenderse, sobre su masa muscular, su rendimiento y su velocidad no engañaba a nadie. Ellos habían tomado una decisión. Lo probaron y lo experimentaron y sufrieron las consecuencias.  

Los efectos secundarios del dopaje con testosterona

La mayoría de los informes individuales sobre la testosterona en los deportes cuentan casi los mismos efectos secundarios. En los años 80, los alemanes del este atacaron a sus entrenadores y federaciones por haberles motivado a tomar inyecciones de testosterona; todos ellos exhibieron efectos secundarios similares incluyendo la esterilidad, hipertensión y problemas del hígado y riñón. Ellos revelaron que habían sufrido dolores de cabeza durante años y la mayoría se quejaron de la virilización de su cuerpo. Desde entonces, otros atletas alrededor del mundo han revelado los mismos fenómenos, sumando la agresión, los rasgones del músculo y la tendinitis crónica. Algunos hombres incluso confesaron que habían sufrido de la dependencia de la testosterona, y afirmaron tener problemas de corazón. Hoy en día muchos otros sufren de cáncer de próstata.

Los efectos secundarios varían de un deportista a otro. Sin embargo, todavía se desconoce si las causas se deben a problemas de asimilación en el cuerpo o a problemas de dosificación.

dopaje con testosterona en deportes

Conclusión

Independientemente de lo que puedas pensar sobre el dopaje con testosterona en los deportes, es imposible hacer caso omiso a su ventaja de proporcionar resultados ilimitados de rendimiento. Las mejoras físicas y mentales de los atletas son la prueba de la innegable eficacia y calidad de esta hormona. No habría tantas prohibiciones de la testosterona en el mundo si, a parte de estos efectos espectaculares, no hubieran tantas ganancias rápidas y fáciles en el rendimiento también. El uso de la administración y dosificación correcta ayuda a evitar los efectos secundarios.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *